'CHAPARAQUENSE. Nadie puede querer lo que no conoce y si tú no conoces Chaparaco, que es tu tierra, no lo puedes querer...
CHAPARACO MICHOACAN MEXICO

Historia

FORMACION DEL EJIDO Y DEL PUEBLO DE CHAPARACO.

Desde los años 1600, cuando perteneció a la Familia Gómez Bohórquez, hasta el gobierno del General Cárdenas, la vida de la hacienda de Chaparaco transcurrió tranquila, con excepción de los años agitados de las guerras de Independencia, de la Reforma, de la Revolución Mexicana y la Rebelión Cristera.
En todas ellas, algunos de los peones de la Hacienda, engrosaron los distintos ejércitos que fueron protagonistas de esas luchas.
La importancia que llego a tener la Hacienda de Chaparaco, de debió ciertamente a su situación estratégica, a su cercanía con Zamora y por ser el paso obligado del comercio entre esta, Tangancicuaro y la Cañada, pues saliendo este camino por el barrio de la Lima, en Zamora, pasaba por Chaparaco, por donde actualmente es la Avenida Lázaro Cárdenas.
Por sobre todo creció la importancia y el interés de esta Hacienda, por que en ella, por algún tiempo, se acuño moneda según testimonio de la familia Valdez.
De todas maneras, su crecimiento fue lento y casi nulo, durante muchísimos años fue solo el casco de una Hacienda y unas cuantas casas de peones, junto a el. Esto debido, en gran parte a que a los dueños se le facilitaba más ocupar gente que vivía en Zamora, que llevar a la Hacienda peones para las labores de la misma.

Al crearse el ejido, los fundadores ejidatarios vivian en el casco de la Hacienda y fuera del casco, hacia la parte alta del actual canal de Chaparaco. Ellos eran JESUS RIOS LOPEZ, FRANCISCO CASTRO, JESUS ALVAREZ SANDOVAL, RAMON MORALES TORRES, JESUS ROJAS NUÑEZ.
Poco después de establecido el ejido, la población se asentó en la pequeña propiedad que se les dejo a los antiguos Hacendados (que por cierto no la quisieron) y en la parte que va desde la barranquilla hasta la actual carretera.
La formación posterior del actual poblado, su disposición y trazo, se hizo en los tiempos del Presidente del Comisariado VENTURA GARCIA CONTRERAS.
Cuando se hizo el reparto de las Haciendas, la de Chaparaco pertenecía a la familia Ramírez de Zamora y fue entonces cuando Abraham Hernández, Luis Godínez y Enrique René Villar lucharon y movieron cielo mar y tierra, para conseguir que se estableciera el Ejido de Chaparaco en lo que antes fuera la hacienda, meta que lograron en 1936.
El ejido de Chaparaco, lo conformaron 1,096 hectáreas que pasaron a poder de 22 ejidatarios. De esas hectáreas solo 96 eran de riego, algunas de siembra de temporal y la mayoría de agostadero.
Desde entonces a la fecha han sido presidentes del comisariado ejidal:

VENTURA GARCIA CONTRERAS.
JOSE MA. RIOS MARTINEZ.
FRANCISCO MORALES MARTINEZ.
JOSE MA. RAMIREZ FAJARDO.
FRANCISCO CASTRO MARTINEZ.
JAVIER RIOS MARTINEZ.
RAMON RAMIREZ BARBOSA.
ROGELIO MORALES VALENCIA.
JOSE LUIS MORALES PEREZ.
CIPRIANO CEJA RIOS.
RODOLFO GARCIA GUTIERREZ.
JOSE ALVAREZ SANDOVAL
ERNESTO MORALES VALENCIA.
RAMON MORALES TORRES.
ISAIAS IZARRARAS BRAVO
RAUL MENDEZ PEÑA
DOMINGO ALVAREZ CENDEJAS.

 

AUTORIDAD Y ENCARGADOS DEL ORDEN.

El progreso de los pueblos mucho depende de sus autoridades, de que sepan coordinar esfuerzos, unir voluntades, de que sean personas de iniciativa, honradas y con espíritu de servicio a su pueblo.
De los encargados del orden en Chaparaco algunos han tenido estas cualidades y, por tanto, han hecho progresar al pueblo, pero son los mismos vecinos de Chaparaco los que han formado un juicio sobre sus gobernantes y ya saben que el lugar que ocupa cada uno de ellos en la corta historia del pueblo.
Los encargados del orden en Chaparaco han sido:

JESUS ALVAREZ SAAVEDRA.
ENRIQUE CORTEZ OROZCO.
FRANCISCO ALVAREZ SANDOVAL.
DANIEL MORALES VALENCIA.
FRANCISCO CONTRERAS GUTIERREZ.
RUBEN ALVAREZ SANDOVAL.
DOMINGO ALVAREZ SANDOVAL.
URIEL FUENTES ZARATE.
FRANCISCO MORALES MARTINEZ.
GENARO MORALES VALENCIA.
FRANCISCO CASTRO MARTINEZ,
JAVIER CONTRERAS MENDEZ.
CARLOS CONTRERAS MENDEZ.
RAUL RIOS RAMIREZ.
RAMON RIOS TORRES.
EFRAIN MARTINEZ GARNICA.